AÑORANZAS A UNA MADRE

.

Apoyada sobre el quicio de la ventana

recordando cuando tan sólo era una niña

¡Y TÚ MADRE…!

me arropabas con tus brazos

me dabas un beso en la frente

y luego un cuento me contabas

¡Siempre…! de Princesas o Adas

¡Y YO…! dormida me quedaba.

¡Pero desde que te fuiste!

Buscó tus recuerdos en mis sueños

en mis pensamientos…

esos que están grabados en mi mente

dentro de mi corazón.

¡Está mañana…! te he buscado en los campos

¡Dónde juntas…! salíamos a pasar

te he buscado en las flores del jardín

¡Esas…! que tanto te gustaban a tí

y NO te he logrado encontrar por ningún lugar

¡Aunque sí percibí…! ese olor a jazmín

ese que tanto te gustaba a tí.

¡Cuánto te echo de menos…!

¡MADRE!

¡Cuánto necesito tus besos!

tus risas, tus mimos tus caricias

y esos consejos que no anotaba

¡Y qué hoy…! busco y anhelo con ansias

¡Y es que hoy…! daría cualquier cosa

por escucharlos de nuevo de tu boca

aunque fuera un sólo instante.

¡Cuánto te echo de menos…!

¡MADRE!

¡Dónde quieras que estés…! quiero que sepas

¡Qué nunca te olvidaré!

.

.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 comentarios

  1. q bonita!!!yo creo q me gustan todas!!!!y esta es tan especial!!!!q me encatnta!!!cuanta gente se puede ver reflejada en ti!!!y tu nos lo expresas desde el corazon

    • Gracias Rosa por tus halago…me alegro mucho que te guste…la verdad es que cuando perdemos lo que no tenemos….nos demos cuenta lo que tenemos…y una Madre es algo muy especial…..un abrazo y un beso para tí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.