UNA VIDA CRUEL

.


Naciste un día triste y oscuro

¡Cómo si presagiaras ya tu futuro.!

Con tan sólo cinco años

ya sabías lo que era trabajar

pasar hambre sufrir y parecer.

Eras la mayor de las hermanas

y a los pequeños siempre te tocó cuidar.

¡Tu padre fue tan duro…!

¡Qué sólo sabía mandar y pegar

fue una niñez dura y fría

siempre llena de carencias y sin felicidad

¡Qué tristeza me da pensar.!

Te hiciste fuerte y mayor a pasos agigantados

¡Y pronto…! te quisiste casar

pero la vida no sería mejor de lo que era ya

una enfermedad vino a verte

qué hizo se tuviera que retrasar.

Pero al cabo de varios años

por fin tu sueño se hizo realidad.

te casaste con el Amor de tu niñez

¡Pero todo fué mal!

¡Primero…! perdiste el dinero

¡qué tanto os costó ahorrar!

¡Después…! perdiste a tu primer hijo

lo que en esos momentos te daba la Felicidad

¡Pero no tuvo bastante Dios…!

¡Qué te castigó aun más!

y tu segundo hijo…

también se lo vino a llevar.

¡Pobre niña pobre!

ya no puedes llorar más.

¡Y todas las noches…! se solía preguntar

¿Por qué todo me sale mal?

¡Y nadie…! le te supo responder jamás.

Después tuviste que emigrar.

y aunque desde muy joven

no te importó trabajar

nunca pensaste que eso iría a más

tu marido tuvo un accidente

¡No volvió a trabajar!

tuviste que trabajar día y noche sin descansar

para sacar a tu familia adelante

y poderla alimentar.

¡Pero muy pronto…! tu corazón enfermó

¡no podía con más dolor!

y aunque en tu mente sólo deseabas descansar

¡Irte con “Dios”!

y con esos hijos que un día él le arrebató

¡Nada te impidió seguir trabajando!

hasta que tu hija mayor fue mayor de edad.

¡Y cuándo por fín podías ser feliz!

en esta vida y descansar

¡Vino «Dios” de nuevo…! y te llevó sin más.

Y nunca he dejado de pensar…

¡Qué desde entonces eres feliz !

¡Ya…! puedes descansar en Paz

¡Y aunque siempre me pregunté…!

¿Si viniste a esta vida a sufrir nada más?

¡Hoy…! creo que tengo la respuesta

¡A esa pregunta…!

qué nadie supo responder jamás.

¡Naciste para darnos la vida a mi hermano y a mí!

¡Para qué un día…!

conociéramos el amor y la felicidad

¡Esa que tú Madre….! no conociste jamás.

.

..
“Dedicada a mi madre que tanto sufrió y que ahora descansa en paz”

.

..

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

4 comentarios

  1. apo rubio garcia

    como he llorado leyendo la historia de tu madre …… ten por seguro que alla donde esté ya tiene que gozar de toda la felicidad que aqui en la tierra no encontró … no se puede sufrir mas dios mio …. y nadie tiene respuesta a tanto dolor , a tanto padecer …. y la pregunta siempre quedará en un simple PORQUE ? pero bueno de su vida y en medio de su sufrimiento , nacistes tu y tu hermano … pues nació para eso como tu bien dices para daros la vida y marcharse prematuramente … seguro que dios le tenia reservada una mision que es velar por vosotros y muchisima paz en un mundo donde no existe el dolor …. un beso guapa … a mi escritora favorita ….

  2. cuANTO ME GUSTA TU POESIA,PERO LAMENTABLEMENTE YO NO PUEDO DECIR LO MISMO,PORQUE FUI UNA HIJA NO DESEADA Y COMO TAL ME TRATARON SIEMPRE,DE MANO EN MANO Y EL DIA QUE MURIO.ME QUEDE MUY TRANQUILA….. LA VIDA NO ES IGUAL PARA TODOS…..

    • Hola Mirian, lo único bueno es que tu nunca la echas de menos, pero lo malo es que no conoces el cariño de una Madre…por eso si lo siento aunque estoy segura que tu si lo seras. yo estoy muy contenta de ser Madre de tres hijos, un beso Mirian y un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.